Conectamos el ordenador portátil de trabajo o el móvil de empresa a una WiFi totalmente desprotegida, la de nuestra casa, facilitando a los ciberdelincuentes que ataquen nuestros activos de información. No es suficiente disponer de un antivirus o VPN. Si la red del hogar no está debidamente segmentada y bastionada, es sólo cuestión de tiempo que acabe siendo comprometida. Y es que la mayoría de los dispositivos que conectamos a la wifi doméstica están comprometidos (smart TVs, videojuegos, asistentes virtuales…), y si se conectan sin una segmentación, sin compuertas entre los dispositivos críticos y los de ocio, el malware se introduce donde quiere y de manera sencilla.

Haunt Keeper, Protección para cualquier empresa

Justo para proteger las WiFi domésticas, la compañía tecnológica española Wise Security Global ha desarrollado Haunt Keeper (wifiblindada.com). Se trata de un dispositivo plug&play de pequeñas dimensiones que cualquier persona puede instalar en su hogar: se enchufa a la red eléctrica, se conecta al router y a partir de ahí se crea una nueva red WiFi securizada, paralela a tu WiFi doméstica.

El objetivo principal de Haunt Keeper no es proteger todos los sistemas de información de una vivienda, sino precisamente las ‘joyas de la corona’, aquellos dispositivos que usamos para el teletrabajo y que manejan información sensible o que podrían facilitar a un hacker ilegal el acceso a sistemas críticos de la propia empresa.

«No tienes que ser CEO de una empresa para ser la víctima de un ciberataque. Cualquier persona de la plantilla puede ser el medio para llegar al objetivo», explica Iván Sanz de Castro, Cybersecurity Solutions Manager.

teletrabajo

¿Cómo funciona Haunt Keeper? Este aparato crea una nueva red WiFi, segmentada, bastionada, donde aísla los dispositivos más sensibles para evitar el robo de credenciales, acceso ilícito a información corporativa o la propagación de ransomware. Se dejan fuera, conectados a la red doméstica, todos los dispositivos de ocio con los que se tiene por lo general menos cuidado.

Su servicio de atención personalizada y continua avisa a cada usuario si se produce una alerta de ciberseguridad. Y la privacidad de los datos personales y de navegación de cada usuario queda garantizada.

El uso de Haunt Keeper facilita además el cumplimiento de la Ley NIS, de obligado cumplimiento para operadores de servicios esenciales, proveedores de servicios digitales, y sus respectivos proveedores. Esta normativa no sólo está sirviendo de pauta para aquellos que se ven obligados a cumplirla, sino que sus recomendaciones están siendo aplicadas por numerosas empresas que quieren estar al día en materia de ciberseguridad, con herramientas capaces de monitorizar sus alertas de seguridad y ser conocedoras de los posibles ataques a sus sistemas.

En wifiblindada.com puedes descargarte el resto de información de Haunt Keeper, conocer la tarifa de este dispositivo y contratar el servicio.

 

Vía Cuadernos de Seguridad