Qué daños pueden causar las fugas e inundaciones

Habituales. Destructivos. Costosos. Estas tres características describen inundaciones y fugas, independientemente de lo enormes que sean.

Suceden más a menudo que los incendios o los robos. Las fugas e inundaciones ocupan el primer lugar en la clasificación de desastres cotidianos. Según las estadísticas, en un distrito (de 333 casas particulares) ocurren 1 incendio, 9 robos y 27 fugas de tuberías al año. En los hogares españoles, ocurre una fuga cada 13 segundos.

Son terriblemente destructoras. Los daños causados por el agua son tan graves que son evaluados por el organismo internacional IICRC, el Instituto de Certificaciones de Inspección, Limpieza y Restauración.

Desde el punto de vista científico, existen 4 grados de daños provocados por el agua. La gradación depende de la porosidad de los materiales y de su capacidad para absorber el agua.

Para decirlo de manera sencilla, el moho crece incluso si las áreas dañadas por el agua se secan en 48 horas. Es posible que el olor a humedad nunca desaparezca. El piso de madera se pudre, y los paneles de yeso se empapan y se desmoronan. Los electrodomésticos se deterioran. Los cables eléctricos se vuelven peligrosos. Un cortocircuito puede provocar un incendio.

Cuestan mucho dinero. 13 000 millones de dólares. 707 millones de libras. 275 millones de euros.

Este es el coste anual de los daños causados por el agua en los Estados Unidos, el Reino Unido y España, respectivamente. Los países y las monedas pueden cambiar, pero las pérdidas financieras siguen siendo enormes.

Existen fugas e inundaciones cotidianas; hay inundaciones causadas por desastres naturales. Estas últimas no son el eje de este artículo, pero posiblemente fueron tenidas en cuenta en las estadísticas antes mencionadas.

Además de los daños globales, las fugas pueden ser «lentas». Son difíciles de detectar de inmediato, pero aun así son caras. Un grifo con fugas que pierde a razón de una gota por segundo puede desperdiciar más de 11 000 litros al año. Esa es la cantidad de agua necesaria para tomar más de 180 duchas. Una grieta de 3 mm en una tubería supone una fuga de 945 litros de agua por día.

Fuentes de fugas de agua e inundaciones

  • Tuberías defectuosas (por ejemplo, inodoro)
  • Tuberías de agua
  • Calderas
  • Calefacción por radiadores
  • Lavadoras
  • Lavavajillas

Necesitan ser controlados y tenidos en cuenta constantemente. Las incrustaciones en calderas pueden provocar fugas, por lo que se las debe revisar y limpiar cada tanto. El ánodo de la caldera debe reemplazarse oportunamente. Las mangueras de suministro de agua de la lavadora se deterioran después de 8 o 9 años, así que no olvide revisarlas y reemplazarlas.

Hacer un control periódico es importante, aunque no impide que ocurra un accidente. En los edificios de apartamentos, el factor humano (por ejemplo, un vecino olvidadizo) puede ocasionar un problema.

Cómo mantener las áreas de riesgo bajo control

Deje que el sistema de seguridad 360Protect se encargue de ello. El detector de fugas inalámbrico LeaksProtect no requiere instalación, dura años sin mantenimiento y funciona 24/7.

El tamaño del dispositivo es de tan solo 14 mm. Solo colóquelo donde es probable que ocurran fugas de agua. Si su lavadora pierde agua o si se rompe una tubería, el detector reaccionará inmediatamente, y la app informará que hay un accidente.

Y si se cuenta con un sistema contra inundaciones, 360Protect cortará automáticamente el suministro de agua. Los detectores de fugas LeaksProtect, los relés Relay o WallSwitch y las electroválvulas se pueden utilizar para crear un sistema inteligente de control de agua que impida las inundaciones.

Por qué 360Protect y no otro sistema antinundación

¿Por qué necesita un sistema de seguridad si puede comprar un simple detector con una válvula de cierre del suministro de agua?

La diferencia reside en tres criterios principales:

Escala

Se pueden conectar de 1 a 200 detectores de fugas LeaksProtect al hub (panel de control del sistema de seguridad). Cada uno de ellos detecta una fuga y el sistema puede controlar múltiples electroválvulas, lo que detiene el suministro de agua en todo el edificio, en un piso en particular, en un ala del piso o incluso, en una estancia específica. La electroválvula se puede seleccionar de acuerdo con sus requerimientos, sin ninguna restricción, a diferencia de los sistemas antinundación, donde este elemento ya está establecido. La cantidad de detectores compatibles en estos sistemas es aproximadamente 5 veces menor y la flexibilidad de controlarlos tiende a ser cero.

Resistencia

La mayoría de los sistemas antinundación funcionan con electricidad y no durarán más de 1-2 días en modo autónomo. LeaksProtect funciona con una batería preinstalada por hasta 5 años. Simplemente coloque un dispositivo miniatura donde es probable que ocurra una fuga de agua y olvídese de esto por años. Además, el panel de control del sistema de seguridad puede funcionar con una batería portátil utilizando módulos de alimentación 12V PSU o 6V PSU. Por lo tanto, el sistema garantiza la seguridad en instalaciones sin alimentación, de baja tensión o de alimentación inestable.

Confiabilidad

360Protect proporciona una interacción ininterrumpida de todos los dispositivos del sistema de seguridad y conexión bidireccional de hasta 1300 m en un área abierta. Este es un rango inalcanzable para un sistema antinundación tradicional. El protocolo de radio Jeweller utiliza autenticación para evitar la falsificación y cifrado para proteger contra el robo de datos. Todo esto hace que LeaksProtect sea eficaz contra pequeñas fugas y grandes inundaciones. Apartamentos pequeños, fábricas enormes y centros comerciales están protegidos con 360Protect.

 

Vía Ajax Security